Que es un Secta Destructiva
TuWeb
.
Que es un Secta Destructiva
 
Que es un Secta Destructiva


CRITERIO PARA DETERMINAR SI UN GRUPO ES UNA SECTA PELIGROSA
1. ¿Cuál es la diferencia entre una religión y una secta destructiva?

Una secta destructiva es un grupo piramidal liderado por una persona o por un grupo muy reducido que ejerce un control TOTAL sobre sus adeptos. Una religión no tiene porqué mantener esta relación piramidal ni intenta controlar todos y cada uno de los aspectos de la vida del creyente (desde su alimentación hasta su vida sexual).

Una secta utiliza el engaño durante el reclutamiento de nuevos miembros, ocultando la verdadera identidad del grupo hasta que el adepto se encuentra lo suficientemente involucrado como para saber realmente dónde se está introduciendo. Los miembros de una congregación religiosa, aunque hagan proselitismo de sus creencias, no mentirán ni ocultarán sus verdaderas intenciones a los potenciales adeptos.

Una Secta destructiva utiliza sistemáticamente técnicas de control mental para captar miembros, para mantenerlos dentro de la organización y para evitar la marcha de posibles disidentes. Una religión no hace proselitismo masivo, no utiliza técnicas en su captación, no mantiene un control estricto sobre sus miembros, y no persigue a sus ex-creyentes para que regresen rápidamente al grupo.

2. ¿Son religiosas todas las sectas destructivas?

No, y esto es importante tenerlo claro. Secta destructiva es todo grupo que utilice técnicas manipulativas, sea o no religioso. Además de sectas estrictamente religiosas, existen otras basadas en terapias pseudo psicológicas, sectas de carácter político, sectas centradas en los negocios.... La relación sectaria, destructiva para el adepto captado, puede darse, incluso, entre muy pocas personas (una persona controlando a otra, por ejemplo) aunque no es la forma más habitual. La realidad nos dice que las grandes sectas abarcan todos los aspectos que hemos mencionado, poseyendo muchas ramificaciones, empresas, asociaciones de estudio, fundaciones y hasta partidos políticos.

3. ¿Son todas las sectas igual de destructivas?

Por supuesto que no. De todos modos, la peligrosidad de una secta puede calibrarse de diferentes modos. Para el adepto, la peligrosidad de una sectas dependerá del grado de manipulación que sobre él se ejerza (hay sectas más laxas y sectas más estrictas) y para la sociedad, la peligrosidad dependerá de la violencia que la secta utilice como autodefensa. Por ejemplo, Aum Shinrikyo, el líder de la sectas japonesa LA VERDAD DIVINA, ordenó colocar artefactos explosivos llenos de gas tóxico en el metro de Tokio. Otras sectas, utilizan la amenaza, la intimidación y la violencia física con sus ex-adeptos y con sus críticos. También podemos diferenciar la peligrosidad de un grupo en función del daño económico que se ejerce sobre sus adeptos, que puede cuantioso.

4. ¿Qué es un desprogramador;

El término desprogramador fue acuñado porque los adeptos a una misma sectas destructiva acaban siendo tan semejantes (hablan igual, tienen idénticos razonamientos, hasta visten igual!) que parecen programados. Se llamó entonces desprogramador a la persona que intentaba hacer abandonar la secta al adepto y le permitía retornar a sus antiguas concepciones, ideas y familia. Sin embargo, a veces, con malos métodos, intentaban ayudar a otros padres desesperados.
5. ¿Qué se entiende por un grupo totalitario?

Es una organización de características dictatoriales que se presenta bajo la forma de asociación o grupo religioso, cultural, científico, terapéutico, político..., que exige la absoluta devoción o dedicación de sus miembros a alguna persona o idea mediante el uso de técnicas de manipulación, persuasión y control para conseguir los objetivos del líder o del grupo (poder en cualquiera de sus formas). Con el uso de estas técnicas, el grupo provoca en los adeptos una total dependencia del mismo y/o líder, en detrimento de la autonomía personal y del entorno familiar y social.

6. ¿Quién puede ser captado?

Cualquier persona es susceptible de ser captada por un grupo totalitario, si éste actúa en el momento oportuno. A pesar de ello, existen personalidades con mayor predisposición y situaciones que incrementan dicho riesgo.

7. ¿Hay gente más susceptible que otra para ser captada?

Encontrarse en un estado de crisis, insatisfacción o inestabilidad a nivel emocional, afectivo, social, de estudios, laboral o profesional. Estar en permanente desacuerdo con la sociedad y con sus normas, sin hallar una salida para ello. Ser joven y/o presentar temporal o definitivamente rasgos de inmadurez e identidad no consolidada. Tener inquietudes intelectuales y/o religiosas confusas o mal canalizadas. Ingenuidad y un alto grado de idealismo con excesiva credulidad hacia terceras personas. Tendencia a la personalidad dependiente con problemas para tomar decisiones e iniciativas. Padecer situaciones de soledad y de dificultad para establecer amistades y relación con otras personas, etc, etc, etc.

Estas características, a pesar de ser factores de especial predisposición, no resultan imprescindibles para que una persona pueda ser captada por un grupo totalitario.

8. Técnicas de manipulación psicológica más utilizadas.

8.1 De captación.

8.1.1 Atracción personal del captador:
Éste puede ofrecer amistad, seguridad y apoyo a todos los niveles, incluida la seducción sexual , con el objetivo de ganarse la confianza del neófito para introducirlo en el grupo.

8.1.2 Refuerzo positivo.
Provocar un sentido de familia o pertenencia al grupo, a partir de la creación de un entorno agradable y distendido que incite a la confianza plena y a un sentimiento de haber encontrado "algo" que se estaba buscando. El recién llegado se sentirán "importante", elegido, centro de atención de todos los demás.

8.1.3 Seguimiento del neófito.
Contactos frecuentes con todos aquellos que han entrado en contacto con grupo para que cada día tengan más interés en dedicarse plenamente a éste y a la vez carezcan de tiempo para plantearse las dudas en soledad.

8.1.4 Presión de grupo.
Anulación de las dudas y de la resistencia a las nuevas ideas, lograda a partir de potenciar abusivamente la necesidad natural de integración en un grupo, inherente a la mayoría de seres humanos.

8.1.5 Falsa exaltación de los valores individuales (en dos vertientes).
Se potencia la sobrevaloración de la persona, lo que genera un compromiso y una necesidad de pertenencia al grupo.
Se resaltan los defectos, los errores y la necesidad de la persona captada para que el grupo sea la única solución a sus problemas y necesidades personales.

8.2 De adoctrinamiento.

8.2.1 Rechazo de los propios valores.
Aceptación del nuevo estilo de vida, que se basa en un progresivo rechazo de los valores que se tenían antes de entrar en contacto con el grupo.

8.2.2 Sustitución de las relaciones personales.
Destrucción de los lazos familiares, ideando nuevos matrimonios y familias (el grupo es la "nueva familia"); rechazo de los vínculos anteriores (amigos, creencias, intereses).

8.2.3 Compromiso económico.
Aumento de la dependencia hacia el grupo, con la obligación de aportar dinero o bienes personales o familiares. Si esto no se produce, existe la obligación de trabajar gratuitamente para el grupo o bien de solicitar préstamos a bancos, familiares o amigos, para favorecer a la organización.

8.2.4 Técnicas de inducción hipnótica.
Estados de sugestión inducidos por vía hipnótica, a menudo disfrazados sutilmente como meditaciones.

8.2.5 Martilleo del subconsciente.
Implantación de mensajes subliminales mediante el uso repetitivo de ciertas palabras o frases clave introducidas en medio de largas y confusas charlas.

8.2.6 Cánticos y plegarias.
Se suprime todo lo que resulta ajeno al grupo, hecho al que contribuye la repetición de cánticos o frases que bloquean la mente a las ideas que provienen del exterior.

8.2.7 Inhibición de la responsabilidad.
Renuncia a asumir las responsabilidades propias del adulto, en favor de la autoridad del líder, que se ve favorecida por estados de regresión e infantilización.

8.2.8 Juegos, actividades.
Participación en juegos y actividades diversas con reglas poco claras que crean la necesidad de ser dirigido, con el consiguiente incremento de dependencia respecto al grupo.

8.2.9 Fatiga y reducción de las horas de sueño.
Desorientación y vulnerabilidad creados por la actividad física y mental prolongada y por falta del descanso necesario.

8.2.10 Cambio en la dieta.
Alimentación insuficiente o desequilibrada, mediante dietas pobres en proteínas y en otros principios básicos, que contribuyen a provocar estados de desorientación y aumento de la labilidad emocional.

8.2.11 Confesión.
Anulación de la propia personalidad, obligando al adepto a confesar sus defectos y debilidades para demostrarle que no es capaz de valerse sin la ayuda del grupo. Igualmente, gracias a la confesión se le podrá hacer chantaje (real o emocional) en el supuesto de que decida abandonar el grupo.

8.2.12 Sentimiento de culpabilidad.
Creado por las enseñanzas de salvación eterna y reforzado por la exageración de los "pecados" y del estilo de vida anterior.

8.2.13 Manipulación de la conducta.
Vulnerabilidad y confusión mantenidas alternando castigos y recompensas por una misma acción, sin otro referente que el criterio del líder y/o del grupo.

8.2.14 Temor.
La lealtad y la obediencia al grupo son mantenidas por la amenaza de condena eterna o de padecer graves desgracias producidas, según el grupo, por el más ligero pensamiento, palabra u obra que no se ajuste a la norma implantada por él y/o su doctrina.
8.2.15 Doctrina confusa.
Sermones sobre una doctrina incomprensible, lo que provoca el rechazo a la lógica y al razonamiento, induciendo a la aceptación plena del mensaje recibido, con la pretensión de que la doctrina posee una base y una validez científicas indiscutibles.

8.2.16 Disciplina autoritaria.
Acatamiento de todas las reglas y normas del grupo sin objeción, por más absurdas o contradictorias que sean.

8.2.17 Jerarquía omnipotente.
Aceptación de la autoridad del dirigente mediante la promesa de progreso, poder y salvación.

8.2.18 Prohibición de la duda.
Aceptación automática de las creencias, conseguida a partir del desánimo a hacer preguntas y el aplazamiento de la obtención de las respuestas adecuadas hasta fases más avanzadas de la "evolución en el grupo".

9. ¿Qué consecuencias tiene pertenecer a una secta?.

9.1 Sociales
-Reducción de la capacidad de comunicarse libremente con las personas que no son del grupo.
-Deterioro de las relaciones familiares y de las amistades, pudiendo llegar a su ruptura total.
-Dificultades en el puesto de trabajo o pérdida de interés laboral y profesional.
-Aislamiento progresivo respecto al conjunto de la sociedad.

9.2 Fisiológicas
-Deterioro del estado general y/o evolutivo.
-Pérdida de la menstruación en las mujeres.
-Diversos trastornos hormonales.
9.3 Psíquicas.
-Inestabilidad emocional. Cambios frecuentes entre estados eufóricos y depresivos.
-Incapacidad para mantener relaciones afectivas normales con personas ajenas al grupo.
-Pérdida del libre albedrío, sometimiento "voluntario" al líder y/o al grupo y a sus normas.
-Disminución de la capacidad intelectual, reducción del vocabulario y pérdida del sentido del humor.
-Razonamiento escaso o nulo. Tendencias neuróticas, psicóticas o suicidas.
-Alucinaciones, pánico, confusión mental, desdoblamiento de la personalidad (estados disociados), culpabilidad, pérdida de la identidad.
-Inducción a la dependencia.
-Falsa mejora de la autoestima y de la seguridad.
-Estados de infantilización.

10. ¿Cómo puedo ayudar a alguien que está en una secta?

-Procurar mantener el contacto con el adepto (personal, por carta, telefónico, etc...). Es importante que cuente con ud.
-Tener presente que es víctima del grupo y que padece los efectos de las técnicas de manipulación psicológica.
-Solicitar ayuda a profesionales del área de la salud mental (médicos, psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales...), preferentemente con conocimientos sobre el fenómeno sectario.
-Tener mucha paciencia, no ceder a las presiones y chantajes del adepto y del grupo.
-Desconfiar de lo que dicen los adeptos: hablan por boca del grupo y mienten con facilidad.
-No dejarse atemorizar por el "poder" del grupo. Hay que actuar con prudencia, pero con decisión.
-Se ha de tomar una actitud curiosa, aún interesada.
-Pida cualquier literatura, pero sea cauto a la hora de ir a reuniones sin estar previamente preparado.
-Si un grupo es legítimo, no habrá gente que presione para que adquiera compromisos antes de que haya un descubrimiento completo.
-Hablar con exmiembros y exlíderes puede ser sumamente útil. Las sectas destructivas vilipendian a exmiembros críticos e inventan cuentos para hacerlos poco fiables.

11. ¿Cómo puedo reconocer una secta; cuáles son sus principales características?

-Ofrecen soluciones simplistas (bueno-malo, salvado-condenado) frente a cualquier situación o planteamiento.
-Contradicción entre la teoría y la práctica (resulta difícil ver los resultados prácticos de su discurso).
-Tienen un líder carismático, mesiánico y dogmático.
-Ofrecen una aparente seguridad personal, calor humano, oportunidad de pertenecer a un grupo elegido.
-Forman una estructura totalitaria (todo viene decidido desde arriba).
-Utilizan técnicas psicológicas coactivas para reclutar y adoctrinar a sus miembros.
-Sostienen que el fin justifica los medios.
-Consiguen sus fondos a través del engaño, alegando servicios a la sociedad (campañas sociales, instituciones caritativas, donativos...), técnicas de mejora personal, cursillos..
-Recomiendan sutilmente al adepto que ceda sus bienes materiales al grupo como proceso para alcanzar un nivel superior.
-Inculcan odio, miedo o rechazo hacia el mundo y se ofrecen como única solución al fin último del ser humano.
-Aíslan al adepto (mental y/o físicamente) de todo aquello que resulta ajeno a los intereses del grupo.
-Intimidan a los que les critican.
-Anulan al individuo y disminuyen su capacidad crítica
-Ofrecen una forma nueva de vivir, únicamente realizable a través del grupo.

Foto
Foto
Foto

.

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry's standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book. It has survived not only five centuries, but also the leap into electronic typesetting, remaining essentially unchanged. It was popularised in the 1960s with the release of Letraset sheets containing Lorem Ipsum passages, and more recently with desktop publishing software like Aldus PageMaker including versions of Lorem Ipsum.

ESCRÍBEME:
Me interesa tu opinión